martes, 15 de febrero de 2011

De día

Cuando el pasado parece perdido, y la sensación de realidades múltiples se abalanza por el camino, grandes indicios de una nueva realidad lejos de cualquier ilusión comienzan a reafirmar la fuerza dentro de nuestro interior. No queda nada más que sostener, el influjo de energía cristalina que viene de nuestro sol central, transforma lentamente todo lo que toca, tornando en luz celeste hasta el más mínimo detalle.

Apartandonos un poco de la realidad, podemos vislumbrar un mundo cristalino entretejido en nuestros pensamientos más profundos... La vida en 5ta dimensión es más intensa, nuestros sueños requieren de más energía y nuestros cuerpos se resisten a dormir cuando no se han resuelto los pensamientos más básicos.

Sufrimos cambios de lugar repentino, como si tuvierams que vibrar fuertemente en alguna antigua posición, sin embargo la perspectiva en estas coordenadas nos confirma que ya nada nos detiene. Es el gran amor que tenemos dentro el que nos permite coexistir entre las dimensiones. Nos desplazamos más y los trayectos parecen agujeros de gusano. Las comunicaciones se detienen para vibrar sólo desde los lenguajes y formas que nos producen grandes satisfacciones.

Disponemos toda nuestra energía para el momento presente sin importar lo que viene o como se desenvuelva el trayecto. Cuando menos caemos en cuenta, hemos dado saltos cuánticos en espiral revolucionando todo el panorama. Las nuevas rutinas son perfectas y recordamos constantemente que hemos decidido vivir esta aventura con los ojos abiertos... Al dejar atrás al pasado, lo comenzamos a encontrar más cerca que antes, permitiendonos reacomodar las piezas que nos mueven a coordenadas de mayor poder a nivel histórico. Cada vez vemos más cercanos los momentos del siguiente salto y los damos de forma consciente más de una vez por día. Esto por que el magnetismo comienza a fluctuar de tal forma que por momentos nuestros campos de luz son insuflados de energía fotónica pura.

Hemos dejado de prepararnos por que ya estamos listos para vivir algo que llevamos varias semanas viviendo, pero la costumbre de esperar nos mantiene con la inercia de seguir esperando... El despertar se está dando como reacción en cadena producto de la resonancia masiva tras la decisión colectiva de seguir empujando...

No hay comentarios: